ES

 ORIGENES

Los primeros pobladores que se conocen son de hace unos 9000 años y estaban asentados en lugares conocidos hoy como Valdeovejero y la Mata Leonardo. En estos yacimientos se han encontrado restos de asentamiento humanos procedentes de periodos prehistóricos de finales del Paleolítico, ya de transición al Neolítico y primer tramo de la Edad de Bronce. 

De los restos encontrados podemos diferenciar entre los de piedra (lascas raspadores, hachas de mano, flechas, etc...) y los de cerámica o barro cocido. 

 

En la Edad de Hierro, los pobladores estaban instalados en un castro situado a la derecha del río Huebra, donde las Arribes servían de defensa natural. 

 

El Castillo de Barruecopardo fue utilizado por los vetones hasta la conquista  romana. 

 

Tras la perdida de la guerra con los romanos se inicia la fase de romanización. La lentitud de esta fase permitió la pervivencia del sistema económico y social de las organizaciones indígenas. 

De esta época de colonización romana Baruecopardo conserva un yacimiento arqueológico junto a la ermita del Cristo de las Mercedes que tiene un pórtico de columnas simulando un templo romano, posiblemente como causa de la romanización. Este yacimiento data  de la época tardía romana, tal vez visigoda. De aquí proceden numerosas estelas funerarias y sepulcros, además de cerámicas y monedas, algunas de estas lapidas funerarias con inscripciones se han encontrado en diferentes lugares del pueblo, encontrándose algunas en la actualidad en el Museo de Salamanca*. 

Según el Sr. Gómez Moreno en los aledaños de la ermita se descubrieron  monedas, cascajo, sepulturas talladas en la peña o bien cajas de granito de una pieza, como dos que se conservan en la casa del párroco. 

 

Se cree que debió haber en este municipio algún miliario de la calzada secundaria de la Dalmacia, que atravesando la Sierra y Coria, se unía a la Calzada de la Plata por el puente de Alconétar. 

 

 

.* Reseña Histórico Artística de la provincia de Salamanca. P. Cesar Moran (Agustino) Ed. Exma. Diputación de Salamanca. 

 

 LA EDAD MEDIA 

 

No se conocen asentamientos musulmanes en esta zona, quizá por que no se hallasen seguros y se vieran desarticulados por las campañas de los reyes Ordoño I y Ramiro II. Este último monarca leones pobló las ciudades abandonadas pero esta acción se fue extinguiendo. Fernando I fijo la frontera en la Sierra, pero no se ocupo mucho de estas tierras, fue Alfonso IV quien se dio cuenta de la importancia de defender el flanco occidental pasando la línea del Duero a la Sierra y repoblando definitivamente la zona.

Ledesma y Ciudad Rodrigo  fueron repobladas en el año 1161. 

La jurisdicción de la villa de Ledesma fue disminuyendo al caer gran parte del campo occidental en manos del Arzobispo de Santiago y de las Ordenes Militares, especialmente Santiago. Así en 1177 los alcaldes de Ledesma en honor al rey Fernando II de León, conceden Barruecopardo al conde Armengol de Urgel. 

 

Cuatro años mas tarde  el conde de Urgel, Armengol VII, su esposa Dulce y su hijo Armengol otorgan fuero al ¿honorabili concello de Barroco Pardo¿ (honorable fuero de Barruecopardo¿. En este fuero aparece claramente la necesidad de pobladores. Para atraer nuevos colones se establecen una serie de condiciones ventajosas para los que se instalen en las tierras de Barruecopardo. 

Se acepta a cuantos quieran repoblar siempre que se comprometan a fijar su domicilio en Barruecopardo. Además el fuero no se limita solo a incentivas la llegada de nuevos pobladores sino que también prescribe medidas de tipo natalista, castigando a las parejas que no tengan descendencia. 

 

La guerra, la defensa del territorio ere otra de las grandes preocupaciones. La guerra es una importante fuente de ingresos y sé halla estimulada en el fuero por el reconocimiento de una superior categoría social a quienes dispongan de un caballo de guerra. 

La riqueza y eficacia militar convierten a los caballeros villanos en los personajes más influyentes, y les llevara a reservarse en exclusiva el gobierno de los municipios. 

 

En Septiembre de 1181 el conde de Urgel, hallándose a corte en Ciudad Rodrigo, dio en heredad  a su vasallo Pedro Fernández  Barruecopardo en feudo. Armengol se reservo la mitad de las rentas de dicha aldea y prohibe a Pedro Fernández que elija en ella otro señor que no sea el conde Urgel o sus herederos. Esta acción es original y única en la zona, por el hecho instituir un feudo característico de tipo catalán. Esto se explica por la gran influencia que tenia el conde en la corte leonesa. 

 

Probablemente el nombre de Barruecopardo se lo dio el señor que repobló, por la existencia de un tolmo granítico en torno al cual se asentó la población. Barrueco (tolmo granítico, peñasco, roca, peña levantada desigual y áspera). Posteriormente se levanto un castillo sobre estos peñascos como se refleja en la documentación de Archivo Histórico Nacional.      

 

 BARRUECOPARDO Y LA ORDEN DE SANTIAGO

 

Un acontecimiento destacable en la historia de Barruecopardo es su pertenencia a la Orden Militar de Santiago.  

La Orden Militar de Santiago era una institución religiosa con el objetivo principal de expulsar a los musulmanes y ampliar la Fe de Cristo mediante la lucha con los enemigos de la cruz. 

 

Los primeros representantes de la Orden de Santiago legaron a Barruecopardo con Armengol y acabarían convirtiéndose en dueños y señores del lugar para obtener bienes y dinero para financiar la milicia. 

 

Como primer paso para señorear Barruecopardo, la Orden se hace con un tercio de os ingresos de la Iglesia de Barruecopardo. El Concejo (ayuntamiento) recibió en compensación un caballo y una cama empeñada. 

 

El 30 de Abril de 1195 el rey Alfonso IX de León concede la posesión de Barruecopardo a la Orden Militar de Santiago por los servicios recibidos ante los peligros de ataques de los musulmanes. 

 

El ultimo pasa es hacerse con los derechos señoriales del conde de Urgel y con los que este había traspasado a Pedro Fernández. Los primeros los consiguen al tomar el habito santiaguista el hijo del conde y los segundos se los compran a la hija de Pedro Fernández. De este modo, la Orden de Santiago se hace con el señorío del conde, los derechos del rey y con la propiedad e la iglesia. 

 

Barruecopardo tenía la categoría de vicariato de la Orden Militar con plena jurisdicción eclesiástica sobre los pueblos de los alrededores (Palacio de los Vicarios). La orden se organizaba en casas o conventos (conocidos como encomiendas) en los que ejercía su peculiar jurisdicción en el que radicaban sus propiedades derechos. Barruecopardo se integraba en la encomienda de Peñausende (Zamora) y en el convento mayor de San Marcos de León. 

 

Hace dos siglos que la Orden empezó a perder todas sus heredades, y desapareció definitivamente el 29 de Abril de 1931. 

 

Este largo dominio de la Orden de Santiago en Barruecopardo ha dejado numerosas huellas figurando la cruz espada en numerosos blasones, especialmente en la iglesia parroquial, con las correspondientes veneras y en la tradicional bandera local. 

 

 


Ayuntamiento de Barruecopardo · Plaza Mayor s/n · 37255 · BARRUECOPARDO - SALAMANCA · Teléfono/Fax: 923 507002 ·